Mantenimiento de cámaras de seguridad
Consejos de Seguridad Notas Destacadas

Mantenimiento de cámaras de seguridad: ¿cuándo es necesario?

El mantenimiento de cámaras de seguridad cada cierto tiempo es fundamental para poder cuidar su rendimiento al máximo, pero… ¿cuándo llevarlo a cabo?

Para quedarse tranquilo, lo mejor es someter a las cámaras y al equipo en general a una revisión anual hecha por profesionales que sepan decirnos con exactitud si algo está ocurriendo –o no– en nuestro sistema de seguridad.

¿Qué es considerado como mantenimiento?

Dentro de las acciones que se pueden realizar para mejorar el desempeño de los sistemas CCTV están:

  • Revisión del equipo de DVR
  • Chequeo de la transmisión de video (para asegurarnos de que ocurra en tiempo real)
  • Verificar que el contraste y el brillo estén funcionando correctamente
  • Limpiar los monitores, paneles de control y teclados
  • Revisar la fuente de poder
  • Ver que el cableado se encuentre en buenas condiciones
  • Que el mismo esté bien sujetado
  • Que los conectores estén aislados
  • En cuanto a las cámaras, revisar que el lente y el iris estén ajustados adecuadamente

Tipos de contratos

Hemos hecho hincapié en recurrir a profesionales en la materia. Cada compañía ofrece distintos contratos para llevar adelante dicha tarea y entre ellos podemos encontrar:

  • Contratos de mantenimiento
  • Contratos preventivos

Los del primer grupo, es decir, los contratos de mantenimiento, ofrecen:

  1. Visitas cada 3 o 6 meses para llevar a cabo un mantenimiento preventivo de los equipos
  2. Asistencia en domicilio en caso de problemas con algún componente
  3. Facilitación de repuestos en caso de que el artefacto revisado tenga una falla que no fuera posible de reparar
  4. Chequeo de filtros de baterías y de zonas abiertas
  5. Reemplazo de la línea de transmisión
  6. Desarme del panel de control
  7. Cambios de claves
  8. Limpieza de cada una de las partes que conforman el sistema
  9. Alineación de focos
  10. Cambio de conectores
  11. Evaluación del voltaje

Mientras que los contratos preventivos se encargan de:

  1. Revisar cada uno de los componentes para estar seguros del estado técnico de los mismos
  2. Medición de las fuentes de poder y de la corriente
  3. Chequeo del cableado y de los conectores
  4. Asegurarse de que el equipo esté bien fijado a la superficie en la cual se encuentra
  5. Ajustar los lentes de las cámaras en caso de ser necesario
  6. Revisar la batería
  7. Limpiar los equipos
  8. Hacer un back up de las grabaciones
  9. Verificar las zonas de grabación
  10. Controlar que el software esté funcionando adecuadamente

Recapitulando, para poder disfrutar de un hogar o negocio protegido con la última tecnología, no solo necesitamos contar con un sistema de cámaras que nos aporten seguridad, sino que cada año debemos someter al mismo a una serie de revisiones y posibles cambios de piezas que garanticen un rendimiento óptimo de los equipos.

En definitiva, este mantenimiento de cámaras de seguridad debe ser realizado por profesionales y que pueden ser proporcionadas por la misma empresa de seguridad que te ha suministrado los equipos de vigilancia. Ahora si, ¿estás listo para chequear el estado de tus cámaras y de los componentes que las acompañan? 🙂

 

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook