seguridad en caso de extorsion
Consejos de Seguridad

¿Qué hacer en caso de extorsión y amenazas?

Votá ahora

Los eventos que comprometen nuestra seguridad pueden sorprendernos en cualquier momento y lugar. Por eso, algunas situaciones pueden ser realmente incómodas, sobre todo si nos encontramos expuestos. Hoy te enseñamos qué hacer en caso de extorsión y amenazas.

1. Conservar la calma

Lo primero que debemos hacer en caso de ser víctimas de un caso de extorsión, o de una amenaza de cualquier tipo, es mantenernos en calma. Si nos desenfocamos, corremos el riesgo de caer en un estado de ansiedad.

Precisamente, un cuadro ansioso o de pánico puede llevarnos a cometer errores en nuestra actuación, incluyendo momentos de imprudencia, ausencia de autocontrol o conductas erráticas.

Una situación como esta puede resultar perjudicial, ya que los individuos que nos extorsionan o amenazan pueden precipitar acciones más dañinas en nuestra contra, según la reacción que tengamos.

2. Buscar asesoría legal

Las situaciones de extorsión generalmente tienen que ver con dinero, el cual se solicita a la víctima a cambio de no sufrir consecuencias. En lo referente a las amenazas, estas pueden ser de diferentes tipos, como los siguientes:

  • Verbales presenciales.
  • Verbales telefónicas.
  • Escritas.
  • Informáticas.
  • Físicas.

Por lo tanto, una medida de suma importancia para cualquier persona que sea víctima de esos delitos pasa por buscar asesoría legal lo antes posible. De esta forma, un abogado podrá brindar una orientación certera sobre qué hacer ante cada caso.

De no contar con los medios suficientes para contratar un abogado particular, existen consultorios jurídicos gratuitos a los que también se puede acudir.

3. Llamar a los cuerpos de seguridad

Aunque muchas veces los extorsionadores y amenazadores dan la instrucción a su víctima de no contactar a la policía, argumentando que se enterarán si sucede, lo cierto es que la mayoría de veces esto no es más que simple palabrería para causar temor.

Es por ello que se recomienda encarecidamente ponerse en contacto con los cuerpos de seguridad para denunciar la situación irregular. Los funcionarios sabrán cómo actuar, además de brindarnos las recomendaciones necesarias.

4. Evitar exponerse en lugares públicos

Mientras la situación de extorsión o amenaza persista, se aconseja que la víctima no se exponga de manera innecesaria. Es decir, que procure permanecer en lugares seguros, donde los delincuentes no puedan acceder de manera sencilla.

Por ejemplo, si la víctima considera que su propia vivienda ya no resulta segura, entonces puede optar por refugiarse temporalmente en la casa de algún familiar o amigo, e incluso solicitar custodia policial para su propio lugar de residencia.

La asistencia a lugares concurridos, tales como centros comerciales o calles, puede implicar el riesgo de algún atentado contra la integridad de la persona en peligro.

5. Mantener acceso a equipos de comunicación

Toda persona extorsionada o amenazada debe contar con dispositivos de comunicación, para así no permanecer aislada ante una situación de riesgo, además de informarse sobre lo que acontece. Por eso, se sugiere tener a la mano los siguientes equipos:

6. Entablar una comunicación asertiva con los criminales

Cuando nos vemos expuestos a una extorsión o amenaza, es muy importante tener en cuenta que los delincuentes dedicados a esas actividades pueden ser personas muy violentas. En este sentido, cualquier actitud desafiante de nuestra parte debe quedar descartada.

Así, lo más apropiado es mantener un diálogo tolerante y tranquilo con los delincuentes, sin caer en sus provocaciones, y mucho menos contestar sus posibles insultos o palabras que puedan resultar hirientes.

7. Informar la situación a personas de confianza

Un evento que comprometa nuestra seguridad debe ser informado lo antes posible a personas de nuestra más absoluta confianza, entre quienes pueden encontrarse familiares o amigos.

Esto nos permitirá contar con su ayuda en caso de ser necesario, como, por ejemplo, dando aviso a la policía ante un hecho inesperado.

En conclusión, si ya sabemos que hacer en caso de extorsión y amenazas, será más difícil convertirnos en una víctima vulnerable, que sea sometida al antojo de los criminales.

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook