Cámaras de seguridad IP
Video

Cámaras de seguridad IP: cómo funcionan y cuál es su proceso de instalación

Las cámaras de seguridad IP se caracterizan por ofrecen grandes ventajas a sus usuarios. Entre ellas, podemos encontrar que funcionan mediante conexión a internet. Te invitamos a conocer sus principales características. 

Definición

Una cámara IP es un dispositivo que funciona a través de una conexión a internet, que bien puede ser Wi-Fi o una red de área local. Gracias a esto, el dispositivo podrá enviar las imágenes captadas en tiempo real a sus usuarios, quienes estarán en capacidad de mirarlas desde cualquier ubicación. Este tipo de cámaras son lo opuesto a las análogas.

¿Cómo funcionan una cámara IP?

Por otra parte, este tipo de cámaras cuenta con funciones integradas de grabación autónoma de imágenes, ya que muchos modelos poseen compatibilidad con memorias microSD, además de comprimir el audio y video captados, lo que permite maximizar el aprovechamiento del ancho de banda.

La cámara IP también de caracteriza por enviar señales de alerta a sus usuarios, gracias a su integración con sensores de movimiento y sistemas de alarma. De hecho, estas cámaras tienen la capacidad de detectar actividad irregular entre sus imágenes captadas.

Además, pueden ser inalámbricas o funcionar mediante cableado. En el caso de los modelos inalámbricos, estos cuentan con una batería recargable integrada, lo que permite ahorrar tiempo y recursos de instalación.

En cuanto a la transmisión de las imágenes, estas cámaras se conectan a una central de monitoreo, conocida como NVR, el cual puede ser físico o un software instalado en una PC, que procesa el video y lo remite al usuario mediante un explorador web o aplicación móvil de seguridad.

Proceso de instalación de una cámara de seguridad IP

Una cámara IP atraviesa un proceso de instalación que consta de varias etapas. La primera de ellas consiste en analizar en entorno del espacio donde se ubicará el dispositivo, ya que de esto dependerá la ubicación de los ángulos, el tamaño de la cámara a utilizar, así como también su modelo.

Por ejemplo, las cámaras giratorias son ideales para vigilar espacios grandes, mientras que las cámaras domo pueden funcionar con mucha eficiencia en espacios pequeños. Igualmente, el presupuesto del cliente también de ser tomado en cuenta.

Luego, se determinará la cantidad idónea de cámaras IP a instalar, y se iniciará la colocación y presurización de los cableados a utilizar, en caso que los dispositivos adquiridos no sean inalámbricos. De no ser así, bastará con fijar las cámaras en los puntos escogidos.

Posteriormente, el técnico instalador realizará el encendido de las cámaras y probará su funcionamiento, en procura de detectar cualquier tipo de falla o error electrónico. Acto seguido, es momento de configurar la cámara en la red y programar sus funciones.

Hecho esto, se suministrarán las claves de acceso al cliente, para que pueda visualizar las imágenes mediante un explorador web o aplicación instalada en su teléfono inteligente.

Otros aspectos generales de una cámara IP

En líneas generales, una cámara IP ofrece excelente resolución de imagen, lo que representa una ventaja indiscutible. Además, la tecnología NVR permite centralizar la gestión de muchas cámaras al mismo tiempo, por lo que sus usuarios no tendrán inconveniente al efectuar un monitoreo de las imágenes generadas, pudiendo incluso descartar alertas falsas rápidamente.

El mercado de las cámaras IP tiende a crecer cada vez más, por lo que los principales fabricantes se han esmerado en ofrecer productos de excelente calidad y última tecnología, y esto permite también que la diversidad de modelos y costos sea bastante amplia.

Por último, las cámaras IP funcionan perfectamente en interiores o exteriores, y también cuentan con certificaciones de protección, lo que aumenta su fiabilidad y resistencia ante cualquier imprevisto, como actos vandálicos y condiciones climáticas que pueden resultar adversas.

 

También pueden interesarte

Publicar un comentario

Tu email no será publicado.

SOBRE NOSOTROS

El Grupo PROTEK se compone por distintas empresas que ofrecen servicios integrados, con la misión de proteger a clientes y bienes, a la vez que brindan mayor tranquilidad y una mejor calidad de vida.

CONTACTANOS

Seguinos en Facebook